Triángulo de Amor Bizarro – Klaus & Kinski – Franc3s

Concierto celebrado en la sala Rock Kitchen de Madrid, el jueves 31 de marzo de 2011.

Triángulo de Amor Bizarro (versión trío)

Bueno, bueno… Doblemente bueno. Siempre empleo esta expresión; hasta el punto de haberla convertido ya en mi muletilla particular. Me sale incluso sin darme cuenta. Pero, en este caso, su uso es totalmente intencionado: bueno, bueno… Klaus & Kinski y Triángulo de Amor Bizarro (ahora habría que añadir: “juntos, en concierto”). Dos de los grupos más relevantes de los últimos años y, en mi opinión, autores de los dos mejores discos del pasado año (con permiso de Havalina y Delorean), tocando juntos…

Franc3s (Sala Rock Kitchen, 31-03-2011)

Y alguno dirá: ¿y los pobres Franc3s? ¿Con ellos no te deshaces en halagos? Pues hombre… Siendo sinceros, he de decir que no les conocía. Extraño trío chica-chico-chica, practican una música a medio camino entre el noise-rock y la música industrial, haciendo uso de una saturación instrumental, como poco, llamativa. Esa deconstrucción de las canciones a puro ruido condujo a un caos sonoro que a mí, fanático de ambos estilos (el noise y la música industrial) me dejó desconcertado. No sabría decir si son buenos o “frikis”. Digamos que son “peculiares”. Para el recuerdo, esa declaración de amor al público: <<hay tres cosas que odio, y la que más eres tú, eres tú, eres tú>>. Sobre el conato de electrocución que estuvieron a punto de provocar al final, durante su actuación conjunta con TAB, al “reogar” a los miembros de Triángulo, hablaremos más tarde.

Klaus&Kinski (Sala Rock Kitchen, 31-03-2011)

Un tanto más apagados que de costumbre, los murcianos y eclécticos Klaus & Kinski llegaron del terruño a la capital, en palabras de Marina, “con la gallina sobre el regazo”. Un comienzo ligeramente desangelado, lastrado por problemas con el sonido, que no les impidió dar lo mejor de sí con la genial “Ya Estaba Así Cuando Llegué”, dio paso, previo ajuste del equipo, a la parte más rítmica y tecno-pop del concierto; nuevo giro, esta vez al pasodoble, con “El Rey del Mambo y la Reina de Saba”. Y me remito a lo que dije en su momento, en un artículo relativo a Los Planetas, sobre el aprovechamiento del folklore patrio en nuestra música pop. Siempre dentro de su particular personalidad, Klaus & Kinski suponen un magnífico ejemplo de a qué me refería entonces. “Forma, Sentido y Realidad” y “Ley y Moral” dieron paso, nuevamente, a su versión más electrónica y acelerada, con un punto de distorsión guitarrera, de esa que tan bien domina Alejandro. Un concierto, para mi gusto, excesivamente breve, en el que Marina estuvo más cohibida que de costumbre (se echaron en falta sus geniales puyazos, disfrazados de apreciaciones inocentes), pero que, para nada empaña la imagen de uno de los mejores grupos de pop del país. A destacar, entre otros, su simpatía y cercanía con el público. Y, hasta ahora, sigo cumpliendo mi promesa de verles cada vez que actúan por estos lares.

Triángulo de Amor Bizarro (Sala Rock Kitchen, 31-03-2011)

Y llegó el turno para “os galleguiños noise”. Con su forma de tocar, desquiciada y frenética, sus letras se volvieron esta noche particularmente ininteligibles. Simpáticos como ellos solos, su transformación sobre el escenario en fieras corrupias, poseídas por Dios sabe qué, le deja a uno petrificado. Así, “Mal Como Efecto De Mala Voluntad” (creo, porque en ese maremagno sonoro ya resultaba difícil identificar, incluso, donde terminaba un tema y empezaba otro), sonó como un trallazo, marcando la dinámica que seguiría el resto de su actuación. De hecho, hasta “Super Castlevania IV” y “Año Santo”, la cosa no empezó a relajarse un poco. De nuevo, salvajismo asilvestrado para ese pepinazo que es “De La Monarquía A La Criptocracia”, que ha de situarles en lo más alto de la escena europea (aunque yo siga sin entender si dice “arréame, arréame, arréame” o “arréame, arréame, arréglame”). Eché en falta “Valle De Los Caídos”, pero la suplieron con “Isa Vs. El Partido Humanista” (cuyo título tendrá que explicarme alguien algún día), de nuevo salvaje y desconcertante.

Triángulo de Amor Bizarro y Franc3s (Sala Rock Kitchen, 31-03-2011)

Tras un pequeño “impass”, retornaron al escenario junto con sus paisanos de Franc3s, que debieron pensar que allí hacía demasiado calor (y no fueron los únicos: del calor reinante en la sala salimos todos cocidos en nuestro propio jugo y arrugados como pasas. Vale que en la Rock Kitchen siempre hace un calor inhumano, problema que en los últimos meses han ido solucionando; pero lo de esa noche pasaba de castaño oscuro), y no tuvieron mejor idea que regar a Isa y compañía, dejando algo más parecido a una charca que a un escenario. Vamos, que entre el calor, la humedad y la gente saltando de un lado a otro, aquello parecía más un estanque que un concierto.

Sin palabras

Terminó la noche con la memorable lectura de “curiosidades” (¡si señora: curiosidades!) a cargo de un insólito y atribulado poeta, en un interminable pliego multicolor que, a buen seguro, se dejó muchas cosas en el tintero, y con la llamativa actuación de una pareja de Disc Jockeys-Video Jockeys que, en la línea de Los Massieras, remezclaron desde Led Zeppeling a Gloria Gaynor y Donna Summer sin cortarse un pelo, para poner punto y final a una noche que bien mereció la pena.

Klaus & Kinski (versión cuarteto)

Edición revisada el 10-09-2011

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conciertos, Música y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s